Descubre el encanto del Castillo de la Duquesa en Manilva

249

Si estás buscando qué ver en Manilva, no puedes perderte el impresionante Castillo de la Duquesa. Este castillo construido en el siglo XVIII se encuentra ubicado en la playa de la Duquesa, ofreciendo una mezcla única de historia y belleza natural.

La historia del Castillo de la Duquesa

El Castillo de la Duquesa, también conocido como Fortín de Sabinillas, construido por Francisco Paulino en 1767, fue ordenado por el Duque de Arcos como una fortaleza para proteger la costa de los ataques piratas en el siglo XVIII.

En el siglo XIX, los franceses ocuparon el Castillo durante la Guerra de la Independencia. Posteriormente, el Cuerpo de Carabineros de Costa ocupó el Castillo para garantizar la seguridad de las costas y evitar el contrabando. En 1890, se construyó un cuartel a 100 metros de distancia y el Castillo fue abandonado. A principios del siglo XX, algunos vecinos sin vivienda ocuparon el Castillo. A lo largo de su historia, el Castillo ha pasado por distintas ocupaciones y defensas, siendo testigo de los conflictos y cambios sociales de la región.

En la actualidad, Tesoros históricos y culturales

El Castillo de la Duquesa es actualmente uno de los principales atractivos turísticos de Manilva y un lugar de gran valor histórico y arquitectónico. Además de albergar una tenencia de alcaldía, el Castillo es propiedad municipal y es la sede del Museo Arqueológico Municipal de Manilva, así como de un Museo de Esgrima, una sala de exposiciones y una biblioteca pública.

Originalmente una batería circular de cuatro cañones de calibre 24, cerrada por la gola con un muro aspillerado, el castillo ha sufrido diversas reformas y reconstrucciones a lo largo de su historia. Incluso se transformó en un castillo residencial en el siglo XIX. A pesar de las reformas, el Castillo de la Duquesa sigue siendo uno de los mejores ejemplos de fuerte del siglo XVIII y una joya histórica de la Costa del Sol.

Un paseo por el Castillo de la Duquesa

Si decides visitar el Castillo de la Duquesa, tendrás la oportunidad de pasear por sus antiguas murallas y torres, que te transportarán a la época en que la fortaleza fue construida como una defensa contra los ataques piratas en el siglo XVIII por orden del Duque de Arcos. Además de su importancia histórica, el Castillo también cuenta con una ubicación privilegiada en la playa de la Duquesa, ofreciendo vistas impresionantes del Mediterráneo y las playas cercanas.

Descubre la historia y arqueología

Lo que hace que el Castillo sea aún más interesante es que fue construido sobre una villa romana, cuyo material fue reutilizado en su construcción. El material arqueológico del Museo proviene en gran parte de este yacimiento arqueológico romano, compuesto por termas, villa, industrias de salazón de pescado y necrópolis, rodeando al edificio sede del Museo y al propio Castillo. También se pueden encontrar materiales del yacimiento arqueológico del Cerro del Castillo o Castillejos de Alcorrín, un yacimiento del Bronce Final indígena o Precolonial, rodeado por una gran muralla y torres circulares.

Explora los objetos expuestos en el museo y aprende más sobre la historia y arqueología de la zona. Descubre la evolución de la vida en el Castillo de la Duquesa y en la villa romana sobre la que se construyó. Una experiencia enriquecedora para complementar tu visita al castillo.

Así es el Castillo

El Castillo consta de tres partes bien diferenciadas:

Por un lado, encontramos una batería semicircular orientada hacia el mar con cuatro cañones, separada del cuerpo principal por un foso.

El cuerpo principal se distribuye en torno a un patio rectangular con dependencias del Castillo y un pozo con aljibe.

La entrada se defiende con un muro en ángulo, precedido por un foso y un puente levadizo desaparecidos. Además, todo el cuerpo principal cuenta con una terraza aspillerada para la defensa mediante fusilería.

Yacimiento Romano del Entorno del Castillo de la Duquesa

El yacimiento romano del entorno del Castillo de la Duquesa surge como consecuencia de la industria conservera relacionada con la pesca del atún en almadrabas. La zona pudo haber funcionado como puerto secundario o fondeadero para acopio de agua, víveres, personas y mercancías, estando relacionada con ciudades cercanas como Barbesula, Salduba y Lacipo.

El yacimiento cuenta con una factoría de salazón de pescado, donde se conservan estancias de sus tres zonas de funcionamiento (fría, templada y caliente), con más de 30 piletas de salazón y una zona de mercado con 26 pequeñas tiendas. Además, cuenta con una necrópolis de unas 140 tumbas, la mitad inhumadas y la otra mitad incineradas, con ajuares compuestos por objetos como pequeñas ollitas, espejos de bronce, lucernas y monedas. También se conserva una Natatio y una especie de sauna de la parte de baño caliente. Todo esto hace del yacimiento un importante testimonio de la actividad económica y social en la zona durante la época romana.

Horario del Castillo de la Duquesa

Lunes a viernes de 08.00h a 15.00h

Precio de la entrada al Castillo de la Duquesa

Entrada gratuita

¿Cómo llegar al Castillo de la Duquesa en Manilva?

Puedes seguir las indicaciones aquí.