Los chiringuitos en Málaga

1540

Cuando imaginamos la playa, es inevitable no pensar en los chiringuitos, esos lugares idílicos donde podemos deleitarnos con los exquisitos espetos de sardinas o el delicioso pescaíto frito, todo ello acompañado de una refrescante y helada cerveza o un refrescante y sabroso tintito de verano.

Qué gusto da cuando sentimos el calor del verano irnos a la playa, sentir la brisa del mar y ese olor característico, y como no, bañarnos en el mar.

Pero, vamos a saber un poco más sobre los chiringuitos:

¿Cuál es el origen de la palabra chiringuito?

Aunque hoy día es una palabra muy común en la costa, ¿sabemos bien de dónde procede esta palabra?

Pues bien, la palabra chiringuito procede de cuba cuando aún era una colonia española. Allí, los trabajadores de las plantaciones de azúcar en el descanso para tomar café, usaban como filtro de café una media donde echaban el agua. Esta media que usaban como colador se llamaba chiringo.

Estos lugares donde los trabajadores paraban a tomar el café mejoraron con el paso del tiempo, convirtiéndose en quioscos de caña y hojas a los que llamaron chiringuitos.

¿Qué son los chiringuitos?

Hoy en día, es una palabra muy popular, sobre todo en las costas españolas.

Hablamos de chiringuito cuando nos referimos a un “bar” situado en la playa, donde podemos tomar bebidas fresquitas como cerveza o un buen tinto de verano y comer pescaíto frito.

Los chiringuitos en Málaga

En Málaga, tenemos la suerte de que los chiringuitos, gracias al buen clima de la zona, están abiertos casi todo el año, con mayor actividad en verano.

Lo más común en los chiringuitos de Málaga es comer el rico pescaíto frito (boquerones fritos, calamaritos fritos, adobo y como no la fritura malagueña, entre otros), como no, los ricos espetos de sardina, aunque también podemos pedir paellas, marisco, ensaladas, carnes, y otros platos de la gastronomía española.

Los espetos de sardina son lo más solicitado por los turistas que vienen a esta tierra, y como no, es imposible irse sin probarlos. Hoy en día, existen variaciones de los espetos haciéndose también de calamares, doradas, y otros pescados.

¿Cómo se hace un espeto?

El espeto se realiza insertando, o mejor dicho espetando las sardinas atravesándolas para después cocinarlas al calor del fuego de leña, normalmente hincados en la arena en una barca, y como único ingrediente, sal gorda.

Lo fundamental en el espeto de sardina, es saber espetarlas, tarea que parece fácil pero no es así, incluso se realizan concursos en los pueblos a lo largo de la costa malagueña para encontrar a los mejores espeteros.


Y aunque la lista de chiringuitos de Málaga es muy extensa, hoy os presentamos un chiringuito, el cual os recomendamos para comer bien en la playa:

“Chiringuito Ginés y María”, en Torremolinos

Un chiringuito familiar de los antiguos de Torremolinos, que se encuentra en la Playa de Los Álamos, en un lugar privilegiado, y es que tiene una de las mejores ubicaciones, junto a un oasis de palmeras y a su espalda una gran explanada de aparcamientos, que hace más fácil poder llegar a él.

Inauguraron su primer chiringuito en el año 1975, el Chiringuito La Moraga, se trataba de un chiringuito de lata, y donde trabajaba la familia. En aquellos tiempos, aún se podía pescar, y esta familia de pescadores tenía una barquilla con la que salían a pescar ofreciendo a sus clientes, un pescaíto muy fresco.

Era el abuelo de la familia el que se encargaba de los espetos, un pescador y espetero de toda la vida, que enseñó a algunos miembros de la familia a espetar y hacer los ricos espetos que se ofrecen hoy día.

Posteriormente, en el año 1991, Torremolinos cambió sus chiringuitos de por chiringuitos de obra y de madera, y fue ahí cuando la familia que regenta actualmente el chiringuito se trasladó a su ubicación actual, poniéndole el nombre de Ginés y María, y es que fue este matrimonio, junto a sus hijos y al abuelo los que lo trabajaron.

Y una vez conocida un poco de su historia, podemos ahora adentrarnos en sus especialidades.

Acompañando nuestro tinto de verano o nuestra cerveza con algunas de sus especialidades como son los espetos de sardina, paella o la típica fritura de pescado o fritura malagueña. Junto a estos platos, podemos encontrar muchos más de la gastronomía malagueña.


Es sin duda uno de los mejores chiringuitos de Málaga con gran variedad de pescado muy fresco, una comida riquísima y muy buen servicio y con un ambiente muy familiar. Con raciones muy generosas a muy buen precio.

Así que ya sabes, no puedes irte de Málaga sin probar estos platos típicos de la gastronomía malagueña.