Churros malagueños: Tejeringos

2996

¿Planeas viajar a Málaga? No te vayas sin probar los famosos churros malagueños, conocidos como tejeringos, acompañados de un delicioso chocolate caliente para mojarlos. Esta tradición se remonta a la década de 1960 en Málaga.

¿Qué son los churros?

Los churros forman parte de la gastronomía española y existen diversas variedades y recetas con diferentes denominaciones según la región de España y su forma y composición. Desde las tradicionales ruedas pequeñas y circulares hasta las famosas porras alargadas y gruesas. Se trata de una masa elaborada a base de harina de trigo, agua, azúcar y sal que se introduce en una manga pastelera y se fríe en aceite.

Historia de los churros

El origen de los churros no está del todo claro, pero se sabe que su mayor relevancia ha sido en España. Algunos dicen que provienen de China, donde unos portugueses descubrieron el youtiao, una especie de masa frita que se consumía en el desayuno. Otras fuentes sugieren que fueron introducidos por los árabes como una variante de los conocidos zalabiyya (buñuelos).

En España, su historia se remonta a la época de Al-Ándalus, donde los pastores ya elaboraban esta maravilla debido a su fácil preparación y la posibilidad de consumirlos fríos mientras cuidaban a sus ovejas churras, de ahí el nombre de churros.

Los churros en Andalucía

En Andalucía encontramos tres tipos de churros: los churros en rueda o porras, los churros en forma de lazo o madrileños, y los tejeringos. Los primeros son los más conocidos y se elaboran dejando caer la masa en el aceite y enrollándola en forma de rueda con la ayuda de unas pinzas o un palo. Se trata de una variante de la receta tradicional, donde la masa se deja reposar y tiene una proporción de harina más elevada para lograr una forma redonda y más espesa.

Los churros tejeringos

Los tejeringos son una variedad de churro malagueño que posee una masa mucho más consistente que los churros tradicionales. Esto solía ser una ventaja para las familias con recursos limitados, ya que se saciaban con una menor cantidad. Los tejeringos tienen forma de lazo, lo que facilita su transporte.

La elaboración de los tejeringos es más compleja y artesanal. Se elaboran siempre con masa fresca, a diferencia de los churros y las porras, que se pueden congelar. Su nombre proviene del instrumento utilizado para darles forma, similar a una jeringa.

¿Dónde podemos degustar los churros tejeringos?

Existen numerosos lugares donde poder degustar de esta maravilla de la gastronomía. Entre estos lugares podemos encontrar algunos como:

* En Málaga Capital:

– Los Valle Churros, en Calle Cuarteles 56. Google maps.

– Churrería La Malagueña, en Calle Sebastián Souvirón, 6. Google maps.

– Casa Aranda, en Calle Herrería del Rey, 1. Google maps.

– Café Madrid, en calle Caldelería, 1. Google maps.

* En algunos pueblos:

– Bar Las Cuatro Esquinas, en Calle de la Pintada, 55, Nerja. Google maps.

– Churrería Alba, Ronda, en Calle Espinel, 44, Ronda. Google maps.

– Churrería Marbella, en Plaza África y plaza de la victoria, Marbella. Google maps.

– Cafetería Nanú Tejeringos, en Calle Rafael Quintana Rosado, 59, Torremolinos. Google maps.