La Playa del Bil-Bil, situada en Benalmádena, entre la playa del Arroyo de la Miel y la Playa de Santa Ana, a unos 3 km del Puerto deportivo de Benalmádena, es muy característica por la presencia de un castillo de estilo árabe, el Castillo del Bil-Bil.

Imagen Playa del Bil Bil en Benalmádena
Playa del Bil Bil en Benalmádena

Historia del Castillo del Bil-Bil

El Castillo del Bil-Bil fue diseñado por el arquitecto Enrique Atencia, y construido en la parte media de esta playa, en 1927 por la familia Hermann, la cual no pudo disfrutar de él debido al estallido de la Guerra Civil española.

Imagen Castillo del Bil-Bil, Benalmádena
Castillo del Bil-Bil, Benalmádena

Después de la guerra, el castillo pasó por diferentes propietarios, hasta el año 1980 que fue adquirido por el ayuntamiento, quien lo gestiona hoy en día. En él se realizan numerosos actos culturales, bodas, exposiciones o conciertos.

El castillo, tiene una extensión de 400 metros de longitud y 20 metros de anchura media, enlucido rojo en su exterior, ventanas de medio arco, bajorrelieves y decorado con azulejos. Destaca en él especialmente, su iluminación nocturna, que dan un encanto especial junto a sus jardines exteriores.

Castillo del Bil-Bil de noche
Castillo del Bil-Bil de noche

Características de la Playa del Bil-Bil

La playa del Bil-Bil mide aproximadamente 400 metros de longitud y unos 200 metros de ancho y está rodeada por un paseo marítimo con palmeras. Se caracteriza por un oleaje normalmente tranquilo-moderado y arena fina y oscura.

Imagen Playa del Bil-Bil
Playa del Bil-Bil

Servicios en la playa de Bil-Bil:

  • Acceso para minusválidos.
  • Aparcamiento.
  • Chiringuito.
  • Alquiler de hamacas y sombrillas.
  • Duchas.
  • Oficina de turismo.

Localización: