Catedral de Málaga «La Manquita»

2220

Bienvenidos a nuestra guía de la Catedral de la Encarnación de Málaga, también conocida como «La Manquita«. Esta magnífica obra arquitectónica es uno de los hitos más emblemáticos de la ciudad. En este artículo, exploraremos la historia, los puntos destacados y la información útil para visitar esta impresionante catedral.

Historia y Arquitectura de la Catedral de Málaga

La Catedral de Málaga tiene una historia rica que se remonta al siglo XVI. La construcción comenzó en 1528 pero no se completó hasta 1782, a falta de una de las torres en la fachada sur, que quedó sin terminar y que le da su apodo único, de ahí que se le conoce como «La Manquita».

Catedral de Málaga "La Manquita"
Catedral de Málaga «La Manquita»

¿Conoces muchas catedrales sin una de las torres?, ¿no verdad?, pues no dudes en sacarte una foto con esta de fondo.

El origen del Apodo «La Manquita»

En un principio, los conquistadores solo realizaron restauraciones manteniendo la misma estructura. Aunque posteriormente se realizaron numerosas reestructuraciones y reformas que se prolongaron durante más de 250 años. Sobre el año 1782, se paralizaron las obras por falta de presupuesto, a falta de construir la segunda torre de la Catedral, permaneciendo así hasta nuestros días y de ahí el apodo de “La Manquita”.

La Manquita se levantó sobre los restos de una antigua mezquita musulmana

Durante la reconquista, se tomaron las ciudades de Al Ándalus y se reconvirtieron los recintos religiosos musulmanes en iglesias cristianas. El caso más conocido es el de la Mezquita de Córdoba, donde encontramos la Basílica de San Vicente Mártir.

Los Reyes Católicos ordenaron la construcción de la Catedral de Málaga pocos días después de conquistar la ciudad. Su construcción tuvo lugar dentro de los límites de la ya desaparecida muralla árabe sobre el lugar que ocupaba la Mezquita Aljama o Mezquita Mayor. De ésta, hoy día, se conservan muy pocos restos, algunos arcos y el Patio de los Naranjos.

Foto Catedral de la Encarnación de Málaga
Catedral de la Encarnación de Málaga

Estilo arquitectónico de la catedral

El estilo arquitectónico de la catedral combina influencias renacentistas, barrocas y góticas, lo que resulta en un diseño grandioso y armonioso. El interior cuenta con detalles intrincados, techos altos y hermosas vidrieras que crean una atmósfera impresionante.

Interior de la Catedral de Málaga

Al entrar en la Catedral de Málaga, los visitantes son recibidos por la impresionante Nave, adornada con elegantes columnas y capillas ricamente decoradas. Una de las características más destacadas son los impresionantes coros, tallados minuciosamente en madera de caoba oscura.

Otra atracción imperdible es la Capilla Mayor, que alberga las obras de arte más preciadas y reliquias religiosas de la catedral. Asegúrate de admirar el hermoso retablo y el ornamental órgano que añade grandeza al espacio.

Destacan en ella piezas y obras de arte como la sillería del coro y la Decapitación de San Pablo, y capillas como la Capilla de Santa Bárbara, Capilla de la Encarnación y la Capilla de la Virgen del Rosario.

 

 

Curiosidades de la Catedral de Málaga

La Catedral de Málaga es una impresionante obra arquitectónica que cuenta con varias curiosidades interesantes:

  • «La Manquita»: La catedral es conocida popularmente como «La Manquita» debido a que su torre sur quedó inconclusa, dejándola sin una segunda torre. Esta peculiaridad le otorga un aspecto único y distintivo.
  • Aunque solo posee una torre, es una de las catedrales más alta de Andalucía, la torre norte se eleva hasta los 84 metros de altura.
  • La catedral fue construida sobre los cimientos de una antigua mezquita, conservando algunos elementos de esta estructura islámica en su interior.
  • Capilla del Sagrario: En el interior de la catedral se encuentra la Capilla del Sagrario, que alberga una magnífica custodia procesional conocida como «El Cáliz de la Catedral». Esta obra de orfebrería es una de las más destacadas de la catedral.
  • La fachada principal de la catedral, conocida como «Puerta de las Cadenas», está decorada con cadenas que simbolizan la liberación de los cautivos cristianos por parte de la iglesia.
  • El coro de la catedral es una verdadera joya artística. Tallado en madera de caoba, cuenta con numerosos detalles ornamentales y esculturas que representan escenas bíblicas y santos.
  • Acceso a la azotea: Los visitantes tienen la oportunidad de subir a la azotea de la catedral, desde donde se puede disfrutar de una impresionante vista panorámica de la ciudad de Málaga y sus alrededores.
  • La Catedral de Málaga destaca por contar con hermosos jardines y un amplio patio, lo cual es poco común en las catedrales.

Estas son solo algunas de las curiosidades que hacen de la Catedral de Málaga un lugar fascinante para visitar y explorar.

Visitar la Catedral de Málaga

Si planeas visitar la Catedral de Málaga, es importante conocer cuándo es gratis entrar y el horario. Para todos los visitantes, la entrada a la catedral es gratuita de lunes a jueves de 9:00 a 10:00 de la mañana. Ésta es una gran oportunidad para experimentar la belleza de la catedral sin costo alguno.

Fuera de los horarios gratuitos, hay una tarifa de entrada que contribuye al mantenimiento y preservación de este monumento histórico.

Recomendamos llegar temprano para evitar largas colas y poder apreciar completamente la tranquilidad y el esplendor de la catedral. También están disponibles visitas guiadas para aquellos que deseen profundizar en la historia y el significado arquitectónico de este sitio emblemático.

Planifica tu Visita

La Catedral de Málaga se encuentra en el corazón de la ciudad, lo que la hace fácilmente accesible para los turistas. Está rodeada de encantadoras calles, plazas animadas y otras atracciones, lo que ofrece una oportunidad perfecta para explorar el rico patrimonio cultural de Málaga.

Recuerda consultar el sitio web oficial o ponerse en contacto con la catedral para obtener la información más actualizada sobre horarios de apertura, visitas guiadas y posibles cierres temporales.

No pierdas la oportunidad de visitar la Catedral de Málaga, «La Manquita», y sumergirte en su cautivadora belleza e importancia histórica. Es realmente un destino imperdible para cualquier viajero que explore la vibrante ciudad de Málaga

¿Cómo llegar a la catedral de Málaga?

La Catedral de Málaga se encuentra en el corazón de la ciudad, lo que la hace fácilmente accesible.

En transporte público

Puedes llegar a la catedral utilizando el transporte público. Varias líneas de autobús tienen paradas cercanas a la catedral, así que consulta los horarios y rutas para planificar tu viaje.

En coche

Si prefieres conducir, ten en cuenta que el centro de Málaga tiene calles estrechas y estacionamiento limitado. Sin embargo, hay varios aparcamientos públicos cerca de la catedral donde puedes dejar tu vehículo.

A pie

Una de las mejores formas de llegar a la catedral es caminando. Si te encuentras en el centro de Málaga, simplemente sigue las señales o utiliza un mapa para orientarte hacia la catedral, que es un punto de referencia importante en la ciudad.

Disfruta del entorno

Mientras te diriges a la catedral, aprovecha la oportunidad para disfrutar del encanto del centro histórico de Málaga y explorar las calles pintorescas y los monumentos cercanos.

Puedes seguir las indicaciones de cómo llegar, aquí.

Si necesitas más detalles sobre cómo llegar a la catedral, no dudes en consultar las opciones de transporte local o preguntar a los lugareños, quienes estarán encantados de ayudarte.